Imparable

Camilo Mayada volvió a rendir en una posición poco habitual y covirtió. El uruguayo, que se acostumbró al lateral izquierdo, fue uno de los puntos altos de la noche.

Camilo Mayada llegó a River en 2015 para jugar como volante por derecha y con la chance de hacerlo por izquierda. Sin embargo, el ex Danubio jugó de lateral derecho en la final de la Libertadores, llegó a jugar de cinco y ahora, como en el Superclásico en la Bombonera, lo hizo de lateral izquierdo y, de yapa, convirtió.

Fue el quinto gol de Mayada, que ya le anotó a Rosario Central, Trujillanos, The Strongest y Temperley, antes del gol de esta noche a Melgar. Reservado, paciente y con una gran entrega cada vez que le tocó jugar, el uruguayo presiona para ganarse un lugar entre los titulares. Puestos para ocupar, le sobran.