“Ojalá pueda retirarme en River”

Rodrigo Mora celebró su presente, reconoció que la pasó mal cuando no le tocó jugar y dejó un deseo: “Quiero volver a ganar la Copa”

Uno de los puntos altos en el motivador presente que vive el Millonario es, sin dudas, Rodrigo Mora. El uruguayo, que emergió de un momento futbolístico bajo, reconoció el alivio que siente por el nivel que está teniendo y se refirió a la transformación que tuvo el Millonario y que lo llevó a estas siete victorias consecutivas.

“Recuperamos la ideantidad. Elevamos el nivel individual y colectivo”, señaló el delantero en diálogo con ESPN FC. Y agregó: “Quedé afuera un par de partidos y sentí que me tocaron el orgullo”.

Entrando en el terreno estrictamente personal, comentó (entre risas): “Espero que los primeros 45 minutos pasen rápido. Miro todo el tiempo y veo cuándo puedo entrar”. También reconocio cómo viven el partido quienes no tienen la chance de ser titulares, algo que reflejó el nivel de compromiso de todo el equipo: “Observo el partido y desde el banco analizo con mis compañeros como está, por si toca entrar”.

El nacido en Rivera precisó que está viendo un cambio en su juego y lo celebra: “Creo que por el rendimiento que tengo voy a seguir entrando. Ahora veo que le doy una mano al equipo”, soltó. También se animó a soñar con que el presente de River le de la chance de revalidar todo lo conseguido:”Mi deseo es volver a ganar la Copa Libertadores y terminar el torneo lo más arriba posible”.

El campeonato local, en el que el Millonario comenzó una remontada que preocupa a los líderes, empezó a ser más que una opción. Sn embargo, ni personal ni grupalmente se piensa en pelearlo, porque la preocupación principal no deja de ser el certamen continental. En cuanto a eso, Mora sostuvo que van “pasito a pasito”. “Por ahora no importa lo que pase más arriba, nosotros tenemos que pensar en sumar de a tres. Después veremos”, añadió.

Siguiendo con el certamen doméstico, el 7 de River reconoció que, además de tomar con pinzas lo que pueda pasar, no se fija en nada que exceda a su club: “No lo miro a Boca cuando juega. Tal vez cuando pasan los goles de la fecha, de todos los clubes. Sino, no”.

Agradeciendo a la gente, que lo bancó durante tanto tiempo y que le retribuye el gesto de haberse quedado, en lugar de irse a Arabia, el charrúa tuvo palabras de agradecimiento: “Cuando la hinchada grita por mi, se me pone la piel de gallina”, confesó. Y aseguró no sentirse apresurado por una transferencia porque, parece haber encontrado su lugar en el mundo: “Yo acá soy completamente felíz. Ojalá pueda terminar mi carrera en el club. River me dio mucho y quiero seguir sumando títulos”.