El jugador con más presencias

Lucas Alario también quedó en el primer lugar en este rubro. El delantero jugó 41 de los 46 partidos que River disputó en el año.

Lucas Alario jugó casi todos los partidos de River en 2016. Apenas faltó en cinco encuentros, de los que en cuatro de ellos estuvo en el banco de suplentes y no ingresó: Godoy Cruz, Sarmiento y Olimpo por el torneo de Transición 2016, Trujillanos, por la Copa Libertadores, en Venezuela e Independiente por el campeonato local 2016/17.

Si bien tuvo algunos bajones durante el año, Alario terminó siendo un jugador determinante para el equipo de Marcelo Gallardo. Fue el goleador de River en el año con 23 tantos y con siete goles, se transformó en el máximo artillero de la Copa Argentina. En la final fue clave con sus tres goles a Rosario Central.

Llamó la atención que Marcelo Gallardo lo haya dejado en el banco de suplentes en la serie de octavos de final ante Independiente del Valle, tanto en Quito como en el Monumental. El Pipa ingresó en los segundos tiempos en ambos encuentros y convirtió el gol del 1-0 en Núñez, que a fin de cuentas no le terminó alcanzando a River para clasificar.

Alario siempre está. Un goleador nato que, además, cumple con sus presencias. Un jugador importante que River buscará retener un tiempo más antes de que emigre a Europa. Aunque él ya dijo que, por ahora, no piensa irse.

Para Alario fue un año importante, además, porque jugó por primera vez con la Selección Argentina.

En segundo lugar, detrás de Lucas Alario, quedó Gonzalo Martínez, con 37 partidos jugados.