Por ahora, lejos

A pesar de su interés por volver, el futuro de Ariel Rojas no estaría en Nuñez: su partida del club no fue la mejor y eso le cerraría las puertas a futuro.

Se sabía que, al momento de irse, Ariel Rojas cerraba algunas puertas. El haberse despedido abruptamente mientras River estaba en la antesala de jugar la semifinal de la Copa Libertadores no parecía ser la mejor decisión, pero el ex Godoy Cruz prefirió marcharse a Cruz Azul, donde no tuvo el espacio pretendido.

“Me gustaría volver a River”, afirmó hace algunos días el volante zurdo. A pesar de que nadie duda de sus cualidades y de todo lo que le aportó al Millonario en esa Libertadores obtenida, la relación no sería la mejor después del portazo y eso le imposibilitaría regresar, por lo menos en el corto plazo.

Así, el deseo de Rojas (y de buena parte de la hinchada) seguirá en veremos.