A jugar con el pasaporte al día

La camiseta con la que River festejó la obtención de la Copa Argentina fue una premonición para lo que se viene: deberá viajar casi 25 mil kilómetros en la primera fase de la Libertadores.

La camiseta “Con el pasaporte al día” comenzó como una chicana que el plantel de River utilizó contra Boca tras ganar la Copa Argentina, pero que será una realidad a la hora de competir en la Libertadores 2017.

Tras el sorteo de la fase de grupos, en el mundo Millonario quedó una sensación agridulce: si bien los rivales, a priori, son accesibles, deberá recorrer un largo trayecto de kilómetros, que casi alcanzan los 25 mil entre ida y regreso de cada encuentro.

El equipo de Gallardo deberá visitar Arequipa (2.400 kilómetros de distancia) para enfrentar a Melgar, subcampeón del torneo peruano. Sin embargo, a pesar de que es el punto más cercano, trae otra complejidad: primero deberán ir a Lima y, desde ahí, viajar al destino final. Además, River deberá luchar contra otro inconveniente que es la altura: el Monumental está ubicado a 2.325 metros sobre el nivel del mar.

emelec

La segunda gran distancia que deberá atravesar será cuando enfrente a Emelec. Allí deberá viajar 4.200 kilómetros, aunque tiene una ventaja: es el único partido donde no habrá altura.

Por último, deberá recorrer 4.900 kilómetros para llegar al Atanasio Girardot, donde enfrentará a Independiente de Medellín, a 1.479 metros de altura sobre el nivel del mar.

independiente-de-medellin

En total, el Millonario superará los 23 mil kilómetros de viaje para afrontar esta primera fase que apuesta a ser dura. Por suerte, Napoleón acostumbró al pueblo riverplatense a vivir con el pasaporte al día.