“Estamos dispuestos a todo”

Un talismán de un equipo que pasó todas desde que regresó al club y que no se cansa de festejar en la actualidad. Leo(n) Ponzio jugó con un esguince y remarcó: “Este sufrimiento es bueno”.

Campeón de todo, figura en casi todas las definiciones y con comportamientos que lo acercan a la idolatría. El de hoy fue un ejemplo más. Jugó lesionado, le cortaron el rostro y dejó todo hasta el último segundo que estuvo en cancha. “Estamos dispuesto a muchas cosas”, remarcó el capitán de River. Y agregó: “Perder un Clásico es un golpe fuerte, querés ganar como sea, pero este podía ser un golpe duro para el 2017 y por suerte no fue así”.

Con la cabeza puesta en la próxima Copa Libertadores, competencia que va a jugar gracias a la reciente consagración, concluyó: “La Copa Libertadores es una obsesión, es consecuencia de mucho trabajo”.