Cómo llega Boca al superclásico

El equipo de los Mellizos Barros Schellotto llega en levantada tras ganarle a Racing y, a pesar de una baja importante en el equipo titualar, quiere tratar de alcanzar la punta del campeonato.

A menos de 24hs para un nuevo superclásico, Boca recibió la mala noticia de la lesión de Guillermo Sara. En su lugar ingresará Axel Werner, arquero de 20 años que surgió de Atlético Rafaela y llegó al club Xeneize cedido a préstamo desde Atlético de Madrid, dueño de su pase. Ramiro Martínez, arquero suplente, se sumó a la concentración.

Los dirigidos por Guillermo y Gustavo Barros Schelotto vienen de dos victorias consecutivas (San Lorenzo y Racing), tras el empate 1-1 en la Bombonera, ante Rosario Central y con la polémica de Teo Gutiérrez incluída. La ausencia del arquero, que sufrió una luxación en su hombro derecho, se suma a la situación de Darío Benedetto, a quien no le dieron los tiempos para recuperarse del desgarro.

Pese al cruce de chicanas entre Tévez y D´Onofrio, el DT de Boca esquivó la polémica y aseguró que “no importa lo que se pueda decir del otro lado sobre el superclásico”. Sin embargo, no resistió la tentación y apuntó contra el árbitro, Diego Abal: “Estaremos atentos a lo que haga, a que nos cuide a los jugadores, más que nada después del penal que cobró en Estudiantes- River”, manifestó.

El choque de mañana en el Monumental, correspondiente a la fecha 13, será crucial para el Millonario (19 puntos en el campeonato), que no tiene que perder terreno en el torneo local y necesita llegar con confianza a la final de la Copa Argentina. Por el lado del rival de toda la vida (25, a dos del líder, Estudiantes), entre ausencias e intentos de sumarle presión a quien dirigirá el partido, la mira estará puesta en el único objetivo que todavía pueden conseguir: el campeonato local.

Empate 1-1 en la Bombonera ante Central

Victoria 2-1 en el Nuevo Gasómetro, ante San Lorenzo

Goleada 4-2 ante Racing, de local