Afuera

Rápido en la noche de Rosario, Marcelo Gallardo tuvo una certeza. No fue el juego, no fue el resultado, fue la confirmación de que deberá elegir un reemplazante para Andrés D’Alessandro que recibió la quinta amonestación y deberá purgar ante Huracán.

Zafó una vez, no pudo hacerlo dos. Después de una riña con Prediger, Andrés D’Alessandro volvió a tomar temperatura, se trenzó en el mediocampo y recibió la tarjeta amarilla, llegó a las cinco y deberá cumplir la suspensión en la próxima fecha en el Monumental.

De esta forma, Marcelo Gallardo deberá encontrar un reemplazante para cubrir su puesto. La ecuación más sencilla, y menos arriesgada, es incluir a Tomás Andrade. Sin embargo, la falta de vértigo en los últimos metros invitan a pensar que Rodrigo Mora, de buena actuación ante Olimpia en ese sector, podría ocupar el rol.

Semana larga que traerá definiciones. ¿Vos a quién pondrías?