(Casi) sin chances

River perdió con Newell’s en Rosario solamente 1-0 por la brillante actuación de Batalla y quedó a 10 del líder Estudiantes, con un tercio del campeonato transcurrido.

Cada partido es una involución para River, que perdió en Rosario ante Newell’s y quedó a 10 unidades del puntero Estudiantes. El gol de Scocco y la brillante actuación de Batalla hicieron que la diferencia fuera de solamente un gol.

Desde el comienzo se notó la supremacía del local: Formica como creador y Maxi Rodríguez y Scocco como dupla ofensiva fueron demasiado para una defensa improvisada por Marcelo Gallardo.

Sin Maidana en el fondo, la voz de mando quedó en poder de Mina, pero increíblemente fue Martínez Quarta (en su debut oficial) quien transmitió tranquilidad a los laterales Moreira y Mayada.

Las dudas en el fondo se complementaron con la ausencia de Ponzio en el mediocampo y un flojo reemplazo de Arzura, lo que dejó prácticamente solo en la marca a Nacho Fernández, partiendo al Millonario.

Las buenas intenciones de D’Alessandro (llegó a su quinta amarilla y no jugará contra Huracán) y Pity Martínez no fueron suficientes y fue el 1 quien se puso el equipo al hombro a partir de atajadas constantes.

A los 7 de la segunda mitad una mano sin intención de Mayada le dio un penal a Newell’s, que Scocco cambió por gol. Desde allí, el local se tiró atrás y le cedió la pelota a River, que no supo qué hacer con ella.

Los ingresos de Mora por Pity Martínez, Larrondo por Driussi y Rossi por Arzura no cambiaron el amperímetro futbolístico de un equipo que sacó 2 de los últimos 9 puntos.

El Millonario ya quedó a 10 Estudiantes y, aunque todavía quedan 20 encuentros por delante, el nivel futbolístico del equipo de Gallardo no genera ilusión de una remontada.

En una semana el Monumental será escenario del encuentro contra Huracán por un campeonato local que comienza a perder interés. La Copa Argentina es la nueva/vieja obsesión y la presión por ganarla aumenta cada vez más para que el 2017 no sea un suplicio.