55 veces, Inmenzo

Enzo Francescoli cumple 55 años y desde Pasión Monumental repasamos sus mejores goles en River, para homenajearlo. ¡Feliz cumpleaños, Príncipe!

Fueron cinco campeonatos locales y dos internacionales los ganados por Enzo Francescoli en sus dos etapas en River. Sin embargo, su estadía en Núñez fue mucho más que eso. Es que Enzo llegó en 1983, procedente de Montevideo Wanderers, jugó sus primeras temporadas como volante por derecha y su nivel no convencía. Tanto fue así, que estuvo a punto de marcharse. América de Cali vino a buscarlos y, según sus propias palabras, pidió una fortuna para que los colombianos desistieran de contratarl y así poder seguir en River.

Cuando pudo jugar de delantero, comenzó a mostrar el nivel que enamoró a los hinchas. Se consagró como goleador del campeonato que el Millonario ganó en 1986, de la mano de Hector Veira.
La cuenta pendiente era la Copa Libertadores ya que, por el receso a causa del Mundial de ese mismo año, no pudo completar la participación en el certamen continental que River ganón por primera vez, porque tras finalizar su participación en México ´86, fue vendido al Racing de París.

Su vuelta se produjo ocho años después. En 1994 volvió a River tras su paso por Europa, procedente del Torino y hasta se animó a desafiar a los que desconfiaban de su vuelta con 34 años. “No vine a robar, vine a salir campeón”, expresó el Príncipe.

El resto de la historia es conocida, pudo saldar su cuenta pendiente y se consagró campeón de Amérca en 1996. Además del tricampeonato con Ramón al frente del equipo y él como bandera, cerrando su historia en el club de sus amores (por elección, más allá de Peñarol) con la Supercopa, el trofeo que faltaba en las vitrinas del Monumental. Tuvo su partido de despedida el 13 de agosto de 1999, en en un encuentro amistoso ante el mismísimo Peñarol, en un Monumental repleto.

En total, el actual secretario técnico de River, disputó 256 partidos con la Banda Roja y marcó 137 goles – está 7° entre los máximos goleadores de la historia del club-, además de las siete vueltas olímpicas con la camiseta del club que adoptó como propio, transformándose en un hincha más. Desde PM celebramos un año más de vida de uno de los grandes ídolos de la institución. ¡Felicitaciones, Enzo!, ¡Eternamente Gracias!.