Otra vez en cama

Nacho Fernández no pudo entrenar por una gastroenterocolitis y habrá que esperar un par de días para ver su evolución.

El parate por Eliminatorias llega en el mejor momento para River. Varios jugadores podrán recuperarse y la ausencia de algunos no pesará tanto y habrá tiempo para recuperarse.

Uno de los afectados es Nacho Fernández, quien no pudo entrenar en Ezeiza por una gastroenterocolitis que le generó vómitos y cólicos.

Así, habrá que esperar al correr de la semana para analizar su evolución. Quien tampoco estuvo presente fue D’Alessandro, quien entrenará solo por la tarde.