Otra vez dolorido

El Pity Martínez jugó todo el encuentro, pero tras chocar con Ascacibar terminó con un fuerte dolor en la costilla.

Fue el mejor del primer tiempo, pero tuvo una floja segunda mitad. Sin embargo, el Pity Martínez es importantísimo para el sistema de Gallardo.

Promediando el segundo tiempo, el 10 chocó contra Santiago Ascacibar y terminó con un hematoma en la parrilla intercostal izquierda.

Por suerte, se vienen unos días de descanso para River por la doble fecha de Eliminatorias, en las cuales podrá recuperarse y estar listo para enfrentar a Huracán.