Bautismo de gol

Joaquín Arzura marcó su primer gol con la camiseta de River y encaminó al equipo a la victoria. El Millonario está en semifinales y sigue en carrera por volver a la Copa Libertadores.

En un partido con varios lesionados y cambios tácticos forzados, River venció por 3-0 a Unión de Santa Fe y se metió en la semifinal de la Copa Argentina. El encargado de darle tranquilidad al equipo y encaminar la goleada fue nada menos que Joaquín Arzura, que debutó en la red con la camiseta del Millonario.

Tras ingresar por Jonathan Maidana (se retiró lesionado), el ex Tigre se adelantó tras un centro de Pity Martínez y estampó el 2-0 con un cabezazo y a la alegría por sumar un partido más – ya lleva 9 jugados-, le añadió la satisfacción de convertir su primer gol en una instancia decisiva para alcanzar el gran objetivo, que cáda vez está más cerca: volver al plano internacional.