Dolor y preocupación

Andrés D’Alessandro se retiró del entrenamiento por una molestia en el aductor derecho y es duda para enfrentar a Unión.

Los soldados comienzan a caerse en el momento más inoportuno. En vísperas de lo que será el partido más importante del semestre (ante Unión, por Copa Argentina), primero fue Nacho Fernández quien se lesionó y ahora es D’Alessandro quien preocupa.

Al término del entrenamiento matutino, el Cabezón sintió una molestia en el aductor derecho y comienza a generar incertidumbre de cara al encuentro de la Copa Argentina.

Si no llega, su reemplazante natural sería Tomás Andrade, de flojo partido ante Atlético Rafaela pero con buenos antecedentes.