Del préstamo a la cima

Sebastián Driussi volvió a anotar, se convirtió en el goleador del campeonato y la sigue rompiendo: ¡menos mal que se quedó!

Pasó de Devoto a la gloria. Al comenzar la temporada, todo hacía prever que Sebastián Driussi no seguiría en River. De hecho, Vélez y Huracán se lo disputaron a último momento, pero apareció Marcelo Gallardo para bancarlo, darle la confianza de la titularidad y apostar por él.

Y mal no le responde: el nacido en las inferiores volvió a convertir para alzarse como goleador del campeonato. Ya son 6 los tantos de Driussi (1 a Banfield, 2 a Defensa y Justicia, 2 a Vélez y 1 a Patronato) y, si se le suma el de la Recopa Sudamericana, ya festejó 7 veces en 8 partidos.

El arrasador promedio de 0.87 goles por partido sigue confirmando a Driussi como una de las figuras del equipo. Además, coopera con la presión, se desplaza por todo el frente de ataque y, a un toque, genera peligro constante.