“Tendría que haberme ido antes”

Leonardo Pisculichi develó por qué dejó River, afirmó que debió haber tomado la decisión antes e hizo una autocrítica.

Su adiós generó dolor en el hincha. Los goles a Boca y a Atlético Nacional, el centro para el cabezazo de Funes Mori contra Tigres. Todos recuerdos que quedarán en la retina del simpatizante de River, que quiso como a pocos a Leonardo Pisculichi.

Sin embargo, el 15 decidió irse del club a principios de agosto, tras pasar mucho tiempo sin ser tenido en cuenta por Marcelo Gallardo. La última prueba de esto fue que no pisó el césped en el debut de la Copa Argentina, contra Sportivo Rivadavia.

Ahí se terminó: “Creo que fue una decisión que tendría que haber tomado antes. Entiendo que los mensajes que te dan son para decidirlos en el momento y yo quise pelearla un poco más, pero después de la pretemporada tomé la decisión”, explicó en diálogo con Closs Continental.

Y agregó: “Si no fui convocado para 3 o 4 partidos, uno tiene que entender que no va a tener las mismas posibilidades que tenía. Por ahí, si hubiera decidido antes de la pretemporada, hubiera tenido la posibilidad de buscarme un club o jugar en otro lado”.

A pesar del rol que ocupó, entendió la decisión del entrenador: “Si en su momento no me tocó jugar es porque Marcelo no me veía en condiciones y eso lo respeto. Supongo que fue por cuestiones futbolísticas, porque no me veía del todo bien o porque veía a otros jugadores en mejores condiciones que yo. Nunca hice problemas, al contrario, siempre sumé. Pero momentos en los que yo creía que lo hice bien y no tuve el premio”.

Pero su autocrítica no fue muy grande: “Si analizo los partidos que me tocó jugar en el último semestre, no fueron del todo flojos. Hubo partidos en los que convertí y después no tuve la oportunidad de seguir jugando. Seguramente él quería de mí lo mismo del primer semestre, pero el equipo después cambió y todos cambiamos. Mi rendimiento bajó no sólo por mí. Yo me baso en partidos que por ahí hice las cosas bien y después no tuve la oportunidad de seguir jugando. Pero son decisiones que tomó Marcelo en su momento y las respeto porque el equipo funcionó bien”.

¿Y qué será de su futuro? “No juego porque rescindí hace poco y no podía firmar en ningún club. Ahora estoy entrenando por mi cuenta con un profe personal y poniéndome a punto para el mercado de diciembre. Voy a escuchar todas las posibilidades que tenga, sea de Argentina o de afuera, priorizando lo que quiera la familia”.