El detrás de escena de la llegada y la recuperación de Lollo

Pedro Hansing, médico del club responsable de la operación del defensor, explicó por qué nunca llegó a recuperarse y por qué debió volver a pasar por el quirófano.

La llegada de Luciano Lollo a River generó diferentes opiniones. Su prueba médica fallida parecía hacer caer la operación, pero el club apostó por la recuperación del defensor y, lamentablemente, salió mal: el tratamiento no dio resultados y debió volver al quirófano.

El médico del plantel, Pedro Hansing, dialogó con Closs Continental y afirmó: “En un principio logramos que pudiera entrenarse sin molestias. Después de la última práctica le volvió a molestar y, viendo la evolución y los controles, se decidió un procedimiento más agresivo y que garantice que estará el próximo semestre”.

¿Por qué llegó si no pudo superar la revisación? “Yo informé que tenía una fractura en vía de resolución, aunque no estaba recuperado e iba a faltar tiempo para ver cómo iba a seguir. Uno podía tomar la decisión de seguir un tratamiento médico y esperar para ver si se consolidaba o directamente operarlo. Dentro de estas variantes, intentamos conseguir la consolidación. Al principio arrancó bien, pero después de un traumatismo que sufrió empeoró su situación”.

“Era imposible predecir cómo iba a salir nuestro tratamiento. Era una fractura del quinto metatarsiano recuperable, nadie se quedó fuera del fútbol por esto”, cerró.