Al Trote

En el comienzo de una nueva semana, Hernán Castillo analiza lo que dejó la goleada a Vélez y la continuidad de River en el torneo.
El análisis será semana a semana. Pero uno trata de hacer algo más general por más que puede fallar. El fútbol es así. Todos tenemos miradas diferentes aunque “veamos” lo mismo. Pero lo que hoy me sale decir es que River irá al trote la mayoría del torneo. Es que este mamarracho de 30 equipos hace que muchas veces veamos a los grandes ganando casi todos el fin de semana (algo que no se daba siempre) porque hay demasiados equipos flojos. Así, River, el primer, segundo o tercer plantel en cuanto a jerarquía de Argentina, les debe ganar a todos o a casi todos. Y mucho más al no jugar Copa entre semana (la Argentina es una vez al mes y nada más).

El partido ante Vélez quedó envuelto en polémica, es verdad. La roja a Cáceres para algunos fue exagerada (para mi estuvo bien porque el codazo se lo tiró) y el penal a Driussi (que fue) se hizo patear dos veces (desde lo reglamentario correcto, desde el espíritu…) afearon la victoria. Lo cierto es que el partido desde el arranque nomás fue casi un trámite. Siempre mandó River. Con circulación de pelota. Con un gran despliegue en general y un rendimiento parejo que desdibujó a Vélez.

River está claro que tiene que mandar en este raro torneo. Al menos hasta fin de año. Veremos si se logra la clasificación de la Copa Libertadores. Ahí empezará a jugar la altura de la temporada con el arranque de la Copa más importante del continente. Y habrá que ver si el plantel aguanta el recambio y el desgaste. Mientras tanto, al trote parece ser el asunto. Porque River además de tener un gran plantel ya sabe a qué juega. Y esa es toda una ventaja.