Puntajes vs. Vélez: Otro y van…

River tuvo un partido de control total ante Vélez. Lo sometió desde el primer minuto y lo perdonó. Fue 3 a 0 y el mejor, por juego y goles, fue Sebastián Driussi. ¿Para vos quién fue el mejor del equipo?

Augusto Batalla (6): Casi no lo incomodaron. Sólo sobre el final del partido tuvo una situación de riesgo, más por haber estado frío durante casi 90 minutos que por mérito de Vélez.

Jorge Moreira (6): Siempre cumple el paraguayo. Correcto en la marca, toque corto y preciso, bien predispuesto para el ida y vuelta.
Jonatan Maidana (6): La expulsión de Cáceres le facilitó el partido. Con 10, Vélez sacó un delantero y se repartió con Mina para tapar a Pavone. Ganó todas por arriba.
Arturo Mina (6): Ganó todas, por arriba y por abajo. En la lucha con Pavone, sacó gran ventaja y lo redujo a la nada.
Milton Casco (7): Inteligente para saber cuándo cortar alto y cuando retroceder. Rol fundamental como lateral volante. Tapó las trepadas de Tripichio y Caire sin perder peso ofensivo.

Leonardo Ponzio (6): La amarilla tempranera lo contuvo pero no lo detuvo. Fue a todas, ganó casi siempre y entregó sencillo para no desnivelar al equipo.
Nacho Fernández (6): En su rol de doble agente, impecable. Tocó, repartió, se sumó a los de arriba, retrocedió para la marca y estuvo cerca del gol.

Andrés D’Alessandro (7): Metido desde el primer minuto. Pidió todas, se las dieron casi todas y resolvió con maestría, como sabe. Asistencia para un cuadro en el último gol de River.
Tomás Andrade (6): Desparpajo y rebeldía. Todas las que no iban para D’Alessandro le llegaron a sus pies y él, lejos de esconderse, sacó pecho y marcó diferencia con habilidad y visión de juego.

Lucas Alario (6): Un gol cada dos partidos, una locura de delantero que hoy marcó de penal a pesar de las dudas iniciales. Jugó en función de equipo, salió mucho del área y eso completó contra sus posibilidades de cara al gol.
Sebastián Driussi (8) La figura de este River renovado. Veloz, inteligente, práctico y goleador. Se ganó un lugar que ni él creía y lo defendió para justificar titularidad. En la vuelta de Rodrigo Mora, nadie duda que seguirá siendo el segundo delantero en el 11 de Marcelo Gallardo.