Que pase el que sigue

Lucas Alario le dio el triunfo a River sobre Arsenal. Poco juego, pero clasificación a cuartos de final de la Copa Argentina, donde espera Unión de Santa Fe.

River no tuvo su mejor partido, pero alcanzó para ganarle merecidamente a Arsenal y clasificar a cuartos de final de la Copa Argentina, donde lo espera Unión. Lucas Alario le dio el pase al Millonario, que alternó buenas con malas.

Los comienzos de cada tiempo no fueron favorables para el equipo de Gallardo, que se mostró muy alejado al ritmo que demostró en el arranque del campeonato. Lento, tranquilo, le costó superar en el arranque a la férrea defensa de Sarandí.

Recién los últimos 15 minutos de la primera mitad el Millonario mostró su mejor cara. Todo comenzó con una buena triangulación por la derecha, que terminó en centro de Nacho Fernández y cabezazo de Alario, que terminó en una gran atajada de Pellegrino.

En esa ráfaga, una nueva atajada del arquero, tras una interesante salida rápida de tiro libre, y un cabezazo de Alario que salió por poco, comenzaron a marcar que River merecía abrir el marcador.

En su mejor momento, llegó el entretiempo y eso terminó jugando en contra en la cabeza de los futbolistas. El comienzo de la segunda mitad encontró nuevamente dormido al Millonario, que a los 5 segundos sufrió un mano a mano que cortó con lo justo Mina.

Un par de llegadas más de Arsenal pusieron en peligro la valla invicta de Batalla. La resistencia de los de Sarandí duró poco: Alario aprovechó una falla de Pellegrino para marcar el 1-0 que puso arriba al Millonario y catapultó su juego.

A pesar de que desde ese momento jugó apurado, River pudo haber aumentado el marcador: Nacho Fernández reventó la pelota en el travesaño tras un rápido contragolpe del Pity Martínez y, ya sobre el final, Alonso (ingresó por Driussi) volvió a disparar y pegar en el palo.

El ingreso de Tomás Andrade por D’Alessandro fue para aumentar la posesión y encontrar un colaborador de Martínez en los contragolpes.

River ganó, pero le faltó ganar y gustar. Alcanzó para superar a un flojo Arsenal y clasificar a cuartos de final en búsqueda del gran objetivo del semestre: la clasificación a la Copa Libertadores.