“Recibí amenazas y las denuncié”

Rodolfo D´onofrio se manifestó acerca de la frustrada vuelta de los visitantes ante Defensa y Justicia, la interna de la barrabrava y las amenazas sufridas.

Tras la inauguración de las nuevas instalaciones de Ezeiza, el presidente de River, Rodolfo D´Onofrio, salió al cruce de las versiones que hacían responsable al club por la frustrada vuelta del público Millonario como visitante ante Defensa y Justicia, en la próxima fecha del torneo local. En diálogo con Pasión Monumental Radio, el máximo dirigente Millonario aclaró la situación: “De las entradas se ocupa el equipo local, nosotros no podemos vender 12.000 si hay 40.000 hinchas que quieren ir”, subrayó luego de que se conociera la autorización del cambio de estadio para el encuentro ante el Halcón de Varela, y agregó: “Las autoridades no se comunicaron con nosotros y River no puede decidir eso por sí sólo, no le corresponde“.

Además, se refirió a interna de la barrabrava que generó polémica en las últimas horas, por los pasacalles que aparecieron en la autopista, camino al Monumental: “Nosotros tomamos los recaudos correspondientes, que el hincha se quede tranquilo”. También hizo énfasis en las amenazas sufridas recientemente: “Un barra me amenazó por teléfono y fui a la justicia a hacer la denuncia. Resultó que era un empleado de la municipalidad de San Miguel y la fiscalía actuó como correspondía. Tal vez ellos no sabían que tenían un empleado de esas características”.

“Es el Estado el que tiene que tomar la iniciativa y decir que esto se acabó”, aseguró el presidente, quien dejó en claro la necesidad que existe de contar con apoyo para erradicar la violencia del fútbol y reforzó la idea de “venir a la cancha a alentar a River y no a hacer negocios”.