“Superar un nivel futbolístico me movilizó para quedarme”

Marcelo Gallardo no dejó tema sin tocar tras la demostración futbolística del nuevo River: El enojo de D´Alessandro, las chances que tuvo de irse, cuándo comenzó a fijarse en Moreira y la chance de sumar a Denis Rodríguez.

La goleada ante Banfield que sirvió como presentación del nuevo River todavía hace ruido en Figueroa Alcorta 7597, y no por lo abultado del resultado, sino por el volumen futbolístico, similar al primer River de Gallardo, algo que por un momento se vio opacado cuando la furiosa salida de D´Alessandro desvió las miradas. Justamente el Muñeco, el padre de la criatura, se expresó sobre este tema y ofreció una reflexión final sobre el tema: ” Cuando hay respeto, se tiene que respetar. Simplemente eso. Podemos no estar de acuerdo y esas cosas se resuelven de la puerta para adentro. No le quiero dar demasiada cabida a un tema del que ya se habló. No va a volver a pasar, eso seguro”, subrayó en diálogo con La Red.

Del debut de lujo en el Monumental también se desprende un tema que inevitablemente debe tocarse, como la notoria evolución de Driussi y el Pity Martínez, algo que, sin lugar a dudas, se le debe adjudicar a la confianza que el DT puso en ellos: “Driussi y el Pity son jugadores jóvenes que todavía tienen cierto proceso de madurez y tienen que hacer un recorrido hasta diríamos normal. Lo que pasa es que mucas veces aceleramos plazos y vamos quemando etapas tan rápido que no les damos tiempo”, explicó el DT, y agregó: “Driussi ahora encontró el momento, y no hace unos meses un año o dos años. Lo mismo el Pity Martínez, que también tuvo que pasar por un período de adaptación.

En cuanto a las chances que tuvo de emigrar a otro equipo, Gallardo no oculta que fueron reales, pero remarca cuáles fueron los motivos que lo impulsaron a no moverse del banco del Millonario: “He tenido algunos sondeos y demás, pero nada concreto porque no era mi intención irme en ese momento. Yo me siento muy bien acá. Había algo que me movilizaba para quedarme, era poder volver a superar un nivel futbolístico en el cual yo me sintiera identificado”, confesó, y detalló en qué momento comenzó a fijarse en Moreira. Un símbolo de la construcción del nuevo River: “Lo enfrentamos en Libertad de Paraguay, hace dos años, en la Sudamericana. Vimos muchos partidos e hicimos un seguimiento. Ahí nos había llamado mucho la atención. Tenía unas condiciones físicas y técnicas admirables”, aseguró.

En cuanto a la posible incorporación de Denis Rodríguez, Gallardo fue directo al grano: “Es un jugador que tiene alguna posibilidad de venir. Todavía no lo sabemos con certeza porque Newell’s en estos momentos estaba tratando de arreglar la situación. Es un jugador al que le veíamos buenas características desde hace ya un tiempo”, reconoció.

“Si vos me decís que rápido se iba a lograr todo esto, tal vez era un sueño. Yo tenía una ambición futbolística muy grande y muy sentida. Conocer el mundo River a mí me daba un handicap. En ese momento, algunos decían que yo no tenía experiencia para asumir un cargo tan importante como dirigir a River. Siempre están los prejuicios sobre ‘dónde dirigió’, ‘tiene 38 años’. Yo no sabía que se iba a dar tan pronto lo de River, pero me iba preparando”, soltó, y abordó un tema mucho más personal, ya desde la posición de uno de los DT´S más importantes de la historia del club, casi como a modo de revancha, algo que ya se acostumbró a tomarse, porque para eso se quedó.