El detrás de escena de la incorporación sorpresa

Desde que llegó, el hincha de River miró de reojo a Jorge Moreira, la gran apuesta de Gallardo. Claro, su misión no era fácil: hacer olvidar a Gabriel Mercado. Por ahora, cumplió con creces.

No había futuro después de él. O eso se pensaba. La partida de Gabriel Mercado al Sevilla español abrió un enorme interrogante en Gallardo y en el hincha de River. Se generó la incertidumbre al pensar que el lateral (sin dudas, el mejor de los últimos largos años) iba a ser irremplazable. Más cuando su sustituto iba a ser el ignoto Jorge Moreira.

Cuando abrió el mercado de pases, la dirigencia, Gallardo y Enzo se pusieron de acuerdo en un nombre: Víctor Salazar. El 4 de Rosario Central fue el gran apuntado por todos, pero la situación no se tornó simple.

Coudet se resistió (“Para mí es irremplazable”) y la dirigencia Canalla se quejó con la Millonaria por “romper los códigos” al querer contratarlo pagando la cláusula de rescisión. Hasta hubo reuniones con el representante y el futbolista tramitó la visa estadounidense con el fin de sumarse a la pretemporada en Orlando.

Tras el OK del jugador, todo parecía concretado, pero unas amenazas de muerte a su familia y a él mismo lo hicieron recapacitar y a que se inclinara por continuar en Rosario.

Gallardo continuó insistiendo, pero al ver que la negativa era rotunda sacó el as que tenía debajo de la manga, el que ni Enzo ni la dirigencia conocían: Jorge Moreira.

El cuerpo técnico vio horas y horas de videos del lateral de Libertad, al que enfrentó en la Copa Sudamericana 2014, y hasta fueron a verlo a Paraguay, para terminar de cerrar una compra que, para todos, era una apuesta cara: 3 millones de dólares en efectivo, porque la institución paraguaya se llevó un mal trago al aceptar cuotas al vender a Adalberto Román, durante la gestión Passarella.

“Es un tremendo desafío para mí”, expresó con alegría Moreira apenas se enteró de la noticia. No llegó a hacer la pretemporada, pero menos de una semana le alcanzó para entender lo que pide Gallardo. Sus primeros partidos con la nueva camiseta no le pesaron: demostró una enorme proyección en ataque y la garra guaraní para defender.

El hincha tomó a Moreira como propio y valora en demasía su rendimiento inicial. ¿Ya hizo olvidar a Mercado?