La figura vs. Banfield: Grata sorpresa

En un partido con muchos puntos altos, Jorge Moreira fue el mejor por insistencia y determinación. Después de tres partidos en el podio, fue la figura en el triunfo ante Banfield.

Augusto Batalla (6): Poca responsabilidad en el gol, luego intervino con criterio en las pocas aproximaciones de Banfield.

Jorge Moreira (8): Cuatro presentaciones nomás, es cierto. Sin embargo, en ese puñado de partidos hizo olvidar momentáneamente a Gabriel Mercado. Cada intervención es un aplauso. Sólido en defensa, inteligente en la proyección, determinante en función de ataque y sin fisuras a sus espaldas. Nunca le pesó la responsabilidad de vestir la de River.
Jonatan Maidana (6): Bien por arriba, buen tándem con Mina y solvente para ocupar los baches que se generaron cuando el equipo se volcó en la búsqueda del segundo luego del empate de Banfield.
Arturo Mina (6,5): Impasable en defensa y con la confianza suficiente como para entregar y pasar con pelota al pie. Buen debut por torneos locales.
Milton Casco (6): Siempre una opción por el sector izquierdo. Fue en todas, no sufrió a las espaldas. Le faltó precisión en la entrega para redondear una actuación memorable.

Leonardo Ponzio (7): En un partido que se controló de principio a fin, Ponzio fue eje fundamental para mantener el medio en los momentos en que River fue ciego por la ventaja y entendió cuándo distribuir para manejar el resultado con la pelota al pie.
Nacho Fernández (6,5): Otro punto alto en el rendimiento de River. Como contra Independiente Santa Fe, fue la mano derecha de Ponzio y se hizo cargo de la pelota en el eje. Tocó, se asoció y cambió el tránsito del juego siempre en función del espacio.

Pity Martínez (7): Otro buen partido del Pity que empieza a consolidarse en la función y ya deja de ser una casualidad su buen momento. Toque, distribución e inteligencia que se suman a su habitual vertiginosidad.
Andrés D’Alessandro (7,5): La calentura en la salida es un indicador de las ganas que tenía D’Alessandro de seguir rompiéndola. Inteligencia, habilidad, toque, asociación y un gol para cerrar un partido que esperó desde que llegó a River. Su mejor actuación desde que volvió y entusiasma por su rol de líder y motor de juego.

Lucas Alario (7): Siempre está y, aunque le anulen goles de manera errada, él se las rebusca para no dejar de gritar. Empezó la remontada con un derechazo de goleador.
Sebastián Driussi (7): Arrancó el semestre con todo. Otro gol, nuevamente en el inicio del partido, para encaminar una victoria que terminó en goleada. Es segunda guitarra en el ataque pero complementa con entrega y juego para llegar al gol a pesar de su función como asistidor.