A mejorar para la vuelta

En su debut como arquero de River en el ámbito internacional, Augusto Batalla tuvo intermitencias, mostró buenas respuestas pero preocupó por un error al descolgar un centro.

Llegó la noche de la prueba de fuego y Augusto Batalla se hizo cargo del arco que dejó Marcelo Barovero. El juvenil de 20 años protagonizó un partido ambiguo: tuvo un claro y grosero error al perder una pelota en su intento por descolgar un centro, jugada que Leonardo Ponzio salvó en la linea a los 28´ del primer tiempo, aunque pudo retomar confianza al taparle de buena forma el remate a Humberto Osorio en la jugada siguiente.

La segunda mitad le dio la chance de reivindicarse y mostró seguridad para despejar dudas en las pocas llegadas que el local, Indpendiente Santa Fe, pudo crear. El equipo Cardenal evidenció el cansancio por el viaje a Japón (viene de ganar la Suruga Bank), lo cual ayudó a que Batalla pudiera afirmarse y retomar confianza.

La serie quedó abierta para definir la llave en el Monumental, en donde el nuevo arquero titular tendrá la chance de mejorar lo hecho en tierras colombianas, aprovechando la localía. Aprobado el debut del juvenil, aunque con advertencia: hay que mejorar para la vuelta.