“Quiero un equipo que disfrute”

Marcelo Gallardo habló de todo y analizó el presente de River. Además, dejó una clave: “La Copa Libertadores se gana con hombres”.

River afronta un período de transición: tras desarmarse prácticamente casi todo el plantel multicampeón, Gallardo deberá encajar las piezas nuevamente para encontrar el rendimiento al que aspira.

¿Pero qué pretende realmente el entrenador? Lo explicó en Closs Continental (Radio Continental AM 590): “Estamos en una etapa donde necesitamos sentirnos bien futbolísticamente. El gran desafío es ver si podemos lograrlo este semestre. Me quiero dar este placer y que los jugadores asuman ese rol de ser un equipo que disfrute de jugar. Es tanto el drama que superamos y tanta la violencia con la que vivimos que no está mal intentar disfrutar de lo que hacemos, más allá de la presión que nos genera el lugar donde estamos”.

Además, dilucidó el proceso que vivió ‘su’ River y cómo lo están superando: “Nuestros equipos pasaron todas las etapas. Una de muy buen juego, con jugadores que asimilaron rápido la idea y que duró tres o cuatro meses donde realmente se mostró muy buen nivel. Después nos convertimos en un equipo de hombres porque la Copa Libertadores se gana así, con hombres”.

“Hay buena energía dentro del plantel. Por ejemplo, Batalla está viviendo la etapa post Barovero, que cumplía un rol de muchísima importancia. Se va a ir sintiendo más cómodo con el correr de los partidos, pero toma todo con naturalidad. Beto Bologna es un arquero con experiencia que lo va a acompañar, pero también competir, y eso es bueno”, agregó.

Lo táctico no pasó de largo en la charla, donde habló de los roles de dos recuperados, Nacho Fernández y Sebastián Driussi, y de los refuerzos: “En su posición, Nacho nos da un inicio del juego muy clara por su calidad y visión. Rossi es un jugador que también puede asumir este rol, pero con otras alternativas. Es un buen pasador, pero también cumple roles defensivos muy marcados, lo que le da equilibrio al volante al que acompañe”.

Mina, Rossi, Lollo y Moreira van a tener que acostumbrarse a una manera distinta de jugar. No así Larrondo, quien en Rosario Central practicaba ideas similares. ¿Driussi? Ocupó lugares en alguna necesidad, como cuando jugábamos con dos delanteros y necesitábamos un tercero que arrancara más atrás. Su posición natural siempre fue la de ahora. Lo veo con confianza, muy bien física y técnicamente”, detalló.

Y dejó un mensaje: “Aquellos que asuman los riesgos de jugar de la manera que buscamos saben a lo que se atienen. Los jugadores tomarán riesgos y esperemos que no sean innecesarios, sino conscientes de que nosotros adoptamos un estilo, que es ser protagonistas”.