Hora del balance

La pretemporada de River ,con partidos amistosos incluidos, dejó resultados para analizar: el puesto de arquero, las lineas a reforzar, el desempeño de los pibes y el nuevo sistema táctico.

Tres partidos disputados: dos derrotas y una victoria. En principio es el saldo que dejó la pretemporada en EE.UU. Sin embargo, tratándose de River, siempre hay muchos más: para Marcelo Gallardo fue la chance de diagramar el equipo que este semestre irá en busca de la clasificación a la Copa Libertadores 2017- tiene que ganar si o si la Copa Argentina- , pero primero tiene que pensar en la Recopa Sudamericana (entre el 18 y 25 de agosto) para empezar con el pie derecho.

En cuanto al equipo, la primera apuesta fuerte del Muñeco fue el arco, ya que tras haber buscado a Nahuel Guzmán, Sergio Romero, Franco Armani y Mariano Andujar – todas negociaciones truncas- el DT decidió que ninguna de las opciones a estos nombres de peso le iba a dar más garantías que el juvenil Augusto Batalla, y decidió traer un suplente para que le pelee el puesto y jugársela por el arquero de 20 años que, pese a haber recibido 6 goles en los amistosos, mostró respuestas interesantes.

Los refuerzos fueron (y siguen siendo) el problema más grande para poder diagramar el nuevo River. Todavía resta una definición por la situación de Gabriel Mercado (el cuerpo técnico le dio unos días para que responda si podrán o no contar con él), aunque en el peor de los casos, ya hay una alternativa con la llegada de Jorge Morerira, que promete, pero deberá demostrar en la cancha por qué fueron a buscarlo. La dupla de centrales esta, en principio, resuelta, si se piensa que los nombres son Maidana y Lollo, pero el tiempo de recuperación que todavía tiene el ex Racing (poco más de un mes), obliga a ir a la carga por un central zurdo (los pibes serán una alternativa, no la salvación),aunque no hay nombres de peso en carpeta.
El lateral izquierdo está bien cubierto por Milton Casco que, tras algunos partidos de desempeño irregularidad tras su llegada, logró adaptarse exitosamente y hoy es numero puesto en el equipo. Sumado a esto, la aparición de Luis Olivera, un joven con una proyección interesante, para llevar de a poco.

En el nuevo dibujo táctico que Napoléon diagramó para ir en busca de volver a la Libertadores (4-2-2-2) el doble cinco encaja y le da seguridad a D´Alessandro que busca un socio: Mayada, Driussi y el Pity -fue el elegido para acompañarlo en los partidos preparatorios- serán variantes interesantes. Finalmente, la delantera -se vaya o no Lucas Alario, declarado intrasnferibe por Rodolfo D´Onofrio- necesitará una incorporación más, algo en lo que se está trabajando, todavía sin trascendidos en cuanto al nombre del elegido.

El domingo 31 de julio, en Formosa, comenzará a rodar el sueño de reivindicarse en el plano internacional e ir por la gloria nuevamente. La cotizada Copa Argentina será la última chance de que este nuevo River, todavía con detalles por ajustar, se rearme y encuentre otra vez su identidad.