Rápido adiós y números decepcionantes

Tabaré Viudez regresa a Nacional tras un año donde mostró grageas de su talento y nunca logró asentarse. Estadísticas de una esperanza frustrada.

Llegó silbando bajito, con el respaldo del entrenador pero con un hincha que no lo conocía. Generó una enorme ilusión en sus primeros minutos, pero nunca logró asentarse en un club como River. Pintaba para transformarse en uno de los grandes ídolos de la institución, pero se despide como llegó: desapercibido.

Tabaré Viudez va a jugar en Nacional el próximo año”, confirmó el presidente del club uruguayo José Luis Rodríguez, en diálogo con Closs Continental.

El ciclo riverplatense de una de las grandes apuestas de Gallardo se cierra con una deuda enorme tanto al club como al DT: poco fútbol, escasas e intermitentes participaciones y el mote de “crack” que se le puso pero que nunca llegó a confirmar.

En total fueron 28 partidos los que disputó con la camiseta Millonaria, de los cuales solamente 12 los tuvo desde el arranque. Convirtió tan solo un gol y brindó seis asistencias (la más recordada a Alario ante Guaraní) en 1.551 minutos con el manto sagrado.

Números muy flojos que eyectan a un jugador que valió 2.5 millones de dólares (por el 70% del pase) y que regresa a Uruguay a cambio de la deuda que River mantiene con Nacional por la llegada de Iván Alonso.