¿Por qué Bologna y no otro?

Sonaron arqueros de renombre internacional como Romero, Andújar, Muslera y Armani, pero se terminó recurriendo a un jugador libre de Gimnasia…

La contratación de Enrique Bologna sorprendió en el mundo River. Luego de que Marcelo Gallardo anunciara que Augusto Batalla sería el titular pero que buscarían a un arquero que pudiera competir palmo a palmo por el puesto, llamó la atención que terminara llegando un portero libre de Gimnasia y Esgrima de la Plata.

La dirigencia tanteó y negoció por arqueros de renombre internacional y que ilusionaban al hincha, todavía dolido por el alejamiento de Marcelo Barovero, algo que se sabía desde hace muchísimo tiempo.

Sin embargo, la decisión final no deja satisfecho al simpatizante Millonario. ¿Qué ocurrió en el medio?

Fernando Muslera (Galatasaray): fue el primero que sonó por la cercanía con Francescoli y el nivel que mantiene el arquero titular de la Selección uruguaya. Sin embargo, la enorme suma que pedía el club turco terminó haciendo imposible la negociación.

Sergio Romero (Manchester United): el 1 de la Selección argentina sigue sin tener lugar en el fútbol europeo. River lo tanteó y él agradeció el interés, pero deseó seguir siendo suplente de De Gea.

Romero

Nahuel Guzmán (Tigres de Monterrey): el ex Newell’s muchas veces coqueteó con llegar a River. Esta parecía la gran oportunidad, pero fue imposible sacarlo de México.

Mariano Andújar (Estudiantes): interesó por su nivel, su pasado en la Selección y porque quedaba libre del Pincha. Sin embargo, Verón fue rápido y lo convenció para seguir en el club y liderar al plantel en el plano internacional.

ENTRENAMIENTO DE LA SELECCIÓN ARGENTINA EN CIDADE DO GALO

Franco Armani (Atlético Nacional de Medellín): fue el que más cerca estuvo. Negoció con River y tenía todo acordado para llegar, pero a último momento se arrepintió y logró un jugoso aumento de salario en el equipo colombiano. ¿Le interesó venir o solamente especuló?

Los nombres que la dirigencia tuvo sobre la mesa se asemejaban (y algunos hasta superaban) el nivel que dejaba alguien tan importante como Barovero. Pero las negociaciones no prosperaron y ahora Gallardo deberá contar con un arquero con gran futuro, como es Batalla, y un suplente que viene de mostrar mal nivel en Banfield y Gimnasia.

¿Alcanzará para pelear varios torneos?