“Senti que no iba a tener continuidad”

Luego de haber sorprendido con la decisión de irse de River, Lucho González dio los motivos de su salida y, entre otras cosas, apuntó a no haberse podido adaptar a cómo se juega hoy: “El fútbol cambió mucho”, afirmó.

“Tomé la decisión de irme y no me arrepiento. Sentí que no iba a tener la continuidad que quería”. Así comienza la explicación formal de Lucho González sobre por qué pegó el portazo justo el día que River volvía al trabajo. El volante de 35 años aseguró que “a Gallardo lo tomó por sorpresa lo que le comuniqué”.

El ex Porto, que todavía no resolvió su destino, aunque aclaró que seguirá jugando profesionalmente, también aseguró que el fútbol argentino que el recuerda “era otra cosa” y eso lo perjudicó a la hora de adaptarse nuevamente: “Antes, hace diez años, vos tenías el tiempo para parar la pelota, darte vuelta y avanzar”, aseguró, en una clara alusión a lo vertiginoso y físico que se volvió el fútbol local; algo que le jugó decididamente en contra.

“Yo nunca fui un jugador de gambetearme a tres o cuatro jugadores, ni lo voy a ser. Yo siempre anduve bien en función del equipo, y si el equipo no anda bien me va a costar más lucirme”. Con esas palabras, que ya había pronunciado en entrevistas anteriores a su salida, y que repitió en díalogo con Fox Sports Radio, Lucho venía dando señales de que su ciclo en River estaba próximo a terminar. Algo que inevitablemente terminó sucediendo.

“Uno tiene los informes de los partidos que le tocó jugar y los resultados eran buenos. Quizás eran los gustos futbolísticos. Me di cuenta de que capaz era más importante los últimos 20, 25 minutos. No quiero entrar en ninguna polémica, es una decisión mía”, finalizó.