“Mi mejor recuerdo es la foto con la Copa”

Fernando Cavenaghi rememoró su paso por el club de sus amores y deslizó cuál será su futuro: ¿España?, ¿Chipre?, ¿River?

En un listado de grandes ídolos de River, uno de los primeros que aparecerá en la mente de los jóvenes simpatizantes será Fernando Cavenaghi. El último verdadero dueño de la 9 Millonaria está disfrutando de sus vacaciones en Marbella, mientras espera encontrar un equipo donde poder cerrar su carrera.

En diálogo con Clarín, Cavegol expresó sus sensaciones de cara al futuro: “Ojalá salga algo rápido. Me encanta el fútbol español, pero hoy tengo las puertas abiertas del Apoel, donde me sentí muy bien y, además, juega la previa de la Champions, que es muy importante”.

El goleador tuvo que cortar su contrato con el equipo chipriota por una lesión que lo mantuvo fuera de la cancha. Los dolores y las operaciones fueron una constante en su carrera: “La lesión más complicada que tuve fue en el Bordeaux de Francia, donde era goleador del torneo y me pretendían grandes clubes. Esa lesión (en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha) marcó un poco mi carrera porque me costó un par de años volver al ciento por ciento”.

“Sin duda que las lesiones me hicieron fuerte, pero no sólo eso, sino también todas las experiencias que me fueron marcando. Nadie en la vida toma siempre decisiones correctas, puede equivocarse, es parte del aprendizaje de cada uno. Mi decisión más desacertada fue haberme ido tan rápido de Bordeaux, pero sin dudas la mejor fue volver a River en el peor momento del club. Me marcó mucho como persona, me hizo crecer”, reconoció dándole un mimo al corazón del hincha.

El cierre de su ciclo en el Millonario fue inmejorable: la foto con Barovero levantando la Copa Libertadores es el mejor recuerdo que se lleva. Y, como si fuera poco, jugando la final de titular: “No me lo esperaba, pero se dio en el momento justo. Yo venía haciendo goles y había compañeros que estaban lesionados. Gallardo tuvo un gran gesto conmigo, como así también Ramón y Emiliano Díaz, que en su momento me eligieron como refuerzo y me dieron la capitanía”.

Por último, imaginó su vida tras colgar los botines: “Me gustaría seguir ligado al fútbol y una posibilidad es seguir trabajando en River. ¿Un partido despedida? No sé si lo merezco. Con el cariño que me tiene la gente me basta y me sobra para ser feliz”.