Intercambio de bandas

Gallardo busca paliar las salidas de Mercado y Sánchez con los arribos de Salazar y Montoya. Busca cambiar los nombres pero mantener las sociedades.

Una de las cosas más complicadas de conseguir en el fútbol son las sociedades. Jugadores que individualmente sean buenos es relativamente simple de encontrar, pero que varios se logren asociar y formar tándem no es tan sencillo.

Gallardo lo logró casi de inmediato con Gabriel Mercado de lateral y Carlos Sánchez de volante, todo por la derecha. Pero lo bueno dura poco y Rayados de Monterrey se llevó primero al uruguayo y ahora está cerca de abrochar al titular de la Selección argentina.

La mejor manera de reemplazar una dupla es encontrando otra que esté compuesta por jugadores que se entiendan casi a la perfección, y ese es el principal objetivo de River: en la mira de la dirigencia y el cuerpo técnico están Víctor Salazar y Walter Montoya, pilares fundamentales en el costado derecho de Rosario Central.

Por el volante ya hubo una oferta formal y hasta el representante afirmó que “le temblaron las piernas cuando lo llamó Gallardo”. El pase podría concretarse siempre y cuando Coudet encuentre un sustituto (está cerca Agustín Allione, de Palmeiras, lo que destrabaría la transferencia).

Por su lado, el lateral fue declarado transferible por la institución rosarina pero, al igual que con Montoya, primero deberán encontrar quien lo reemplace. Su representante, José Luis Luraschi, afirmó a Gol de Vestuario: “Tiene una cláusula de casi 3 millones de dólares, pero creo que van a encontrar un sustituto y va a poder salir de Rosario”.

Pensando en la Copa Argentina y el campeonato local, Gallardo busca reemplazar sociedades con sociedades, para afinar al nuevo River en la pretemporada.