Les bajó el pulgar

Marcelo Gallardo rechazó las llegadas de Demichelis y Scocco. Los dirigentes los tenían en carpeta, pero el DT no compartía su opinión.

Parecía que esta vez se iba a dar y Martín Demichelis (35) iba a poder cumplir su deseo de retirarse con la camiseta de River. Es que tras quedar libre de Manchester City, el zaguero central tenía bien en claro cuál quería que fuera su destino. Incluso había tenido charlas con Rodolfo D´Onofrio meses antes de que se formalizara su situación con el club inglés. Pero pese a sus ganas y a las de algunos dirigentes, Micho no va a volver porque Marcelo Gallardo le manifestó a la CD que él no estaba en sus planes.

Se seguirá especulando con su futuro, ya caída la chance de recalar en River, y posiblemente Coudet pueda terminar de seducirlo para que aterrice en Rosario Central, algo que viene intentando desde hace un año.

Por otra parte, desde esa misma ciudad, los dirigentes de Newell´s le comunicaron a sus pares Millonarios que en este mercado de pases facilitarían la incorporación de Ignacio Scocco, que ya había protagonizado una novela con su frustrada llegada a River el verano pasado. Sin embargo, Gallardo tampoco tiene como prioridad la llegada del delantero, y de esa forma dos posibles refuerzos quedaron totalmente descartados. Restará saber el estado de las negociaciones por los nombres que Gallardo si pidió, como Franco Armani y Walter Montoya, por quien ya hubo contactos formales, según manifestó su representante.