“No me lo iba a perdonar”

Antes de emigrar, Marcelo Barovero agradeció el trato que recibió de parte de la Comisión Directiva, de la gente y explicó los motivos de su salida: “Hoy la prioridad es mi familia”, aseguró.

Todavía no se fue, pero ya recuerda su paso por River como algo más que especial. Marcelo Barovero empieza a despedirse y,balance de por medio, detalló los motivos de su salida del arco más grande del mundo: “Cuando llegue a River tenía ilusiones y objetivos como todos, pero lo que pasó fue algo increíble que no lo esperaba, por eso no me iba a perdonar seguir en el club sin estar a la altura, por eso decidí no seguir”, expresó Trapito en diálogo con Radio Rivadavia.

El anunció de su partida no fue un trámite fácil para nadie, mucho menos para la dirigencia, y Marcelo remarcó con mucha gratitud la forma en que manejaron su salida: “Antes del partido, Rodolfo (por D’Onofrio) vino al vestuario a saludarme a mí y al Piri. También estuvimos con Matías (Patanian)” reveló el (ex) uno del Millonario, y agregó: “Para mí eso ya es muy importante. Siempre me acompañaron en este tiempo, aceptando mi decisión. En un ambiente que muchas veces se quiere exponer la parte política, no haber estado tribuneando habla de la grandeza y las personas que son. Estoy agradecido a la comisión por cómo me ha tratado”, se sinceró el ex Rafaela.

“Mi sueño es poder jugar en Europa, pero por ahora hay que esperar. Esto recién empieza. Hay que tener paciencia y yo por ahora disfruto de estar con la familia y de ir viendo cómo se dan las cosas”, continuó, al mismo tiempo que hizo mención a su relación con el público Riverplatense y ponderó que “se va a marcar con el tiempo lo glorioso que fue lo que me tocó vivir con mis compañeros y con la gente”.

También hizo referencia al penal atajado en las semifinales de la Copa Sudamericana 2014, quizás el momento más icónico de su estadía en Núñez: “Seguramente fue uno de los momentos más fuertes de mi carrera en el club (el penal que le tapó a Gigliotti), pero en ese momento el partido tenía que seguir y por eso la emoción fue al final”, soltó el cordobés quien también amplió los motivos de su partida: “Irme fue algo que decidí hace un tiempo y luego cambiaron las prioridades, en su momento fue River y ahora es mi familia”, finalizó.