Números en rojo

El balance cerró con números en rojo. Lo que se vio en la cancha quedó plasmado en los registros y en Pasión Monumental te lo detallamos. Así le fue a River en el primer semestre de 2016.

24 partidos jugados. 8 triunfos, 8 derrotas, 8 empates. 44% de los puntos conseguidos. Olvidable.

Marcelo Gallardo fue claro al avisar que se terminó un ciclo. La derrota ante Arsenal en la última fecha del torneo de transición le bajó el telón a lo que fue un período de dos años llenos de alegrías internacionales.
En la Copa Libertadores 2016, a la que se llegó como campeón defensor, River disputó 8 partidos, de los cuales ganó 4, empató 2 y perdió 2. En esa cantidad de encuentros marcó 18 tantos: 8 ante Trujillanos, 7 a The Strongest, 2 a San Pablo y 1 en la sorpresiva eliminación en Octavos de Final.

Mientras que el torneo de transición la performance fue muy distinta que en la copa y no se pudo cerrar la participación de una manera decorosa ni siquiera desde los porcentajes: De las 16 fechas disputadas sólo se pudo festejar ante Quilmes, Indpendiente, Olimpo y Gimnasia de La Plata. Hubo 6 empates (incluyendo dos Superclásicos sin goles) y la misma cantidad de derrotas; todo esto con 21 goles a favor y 22 en contra.

El declive se produjo después de ganar la Suruga Bank. Luego de ese primer viaje a Japón, River disputó, en total, 44 partidos: Perdió 18, ganó 14 y empató 12, con una efectividad del 40,9%.

Se cerró un semestre y una etapa, de forma antagónica a como se comenzó y quedó demostrado en los números que el mejor River, ese que quedó en la historia, ya pasó oficialmente a formar parte de ella.