Gracias, Piri

Antes, aplausos. Durante, ovación. Después, alguna lágrima recorriendo el contorno de su cara. Leonel Vangioni tuvo su última función en el Monumental y el agradecimiento es eterno.


Recuperación récord para una lesión que amenazó con cambiarle el lugar y la fecha de despedida. En el Roberto Carminatti de Bahía Blanca, Vangioni pensó que terminaba su período en River. Sin embargo, en poco menos de un mes volvió a las canchas y fue para decirle adiós al estadio que más alegrías le dio en su carrera futbolística. Se fue el mismo día que Trapito.

Tuvo un tiempo y medio para recordar su paso por el Monumental, lugar en el que levantó una Copa Libertadores, una Copa Sudamericana y un campeonato local. Es que Marcelo Gallardo recién lo metió a los 19 del complemento y cuando parecía que la despedida iba a ser desde el banco de suplentes.

Con el aplauso de la gente y un abrazo a la distancia con cada uno de los integrantes de la familia Millonaria, Leonel Vangioni le dijo adiós a River. En el camino, además de las vueltas olímpicas que dio en el Monumental, se llevará la Copa Suruga Bank, una Recopa Sudamericana y una Supercopa Argentina bajo su brazo. Seis títulos para un lateral de Selección que siempre dejó todo por los colores.

¡Gracias, Piri!

Imagen: Nicolás Aboaf.