“Es lo más grande que me va a pasar”

Capitán, campeón de todo y siempre figura. Marcelo Barovero dejó River entre lágrimas de emoción y una canción que viene desde el alma: “A Barovero nunca lo vamos a olvidar”, cantaba la hinchada. “Se cumplió todo”, resumió Trapito después de su último partido en el Monumental.


Los guantes fueron el premio a la mejor decisión de la noche. Marcelo Gallardo decidió reemplazarlo en el último minuto para levantar la ovación y Trapito lo agradeció con un abrazo extenso y ‘las manos’ del recuerdo. “Me dio mucha confianza y es un excelente técnico, le debo muchísimo”, declaró Barovero sobre el entrenador.

Pero su trayecto con la Banda, esos 167 partidos que lo encaminaron a la idolatría, difícilmente puedan encerrarse en palabras. Así y todo, intentó esbozarlas y manifestó: “Es emocionante, soñado, estoy muy feliz. Es más felicidad que nostalgia porque se cumplió todo. Me llevo el mejor recuerdo, estoy agradecido a este club, a los compañeros, a todos”.

Además, remarcó: “Hay muchas imágenes. Lo que más me llevo es a mis compañeros. No es fácil estar acá. La alegría que todos lo vivimos, nadie me lo contó. Esto lo más grande que me va a pasar. Ni soñándolo me lo hubiese imaginado. Es un cuento increíble, estoy agradecido a Dios”, cerró.

Imagen: Nicolás Aboaf.