Una reunión para rearmar a River

Marcelo Gallardo estuvo reunido con Rodolfo D’Onofrio y Enzo Francescoli en las oficinas del Monumental para empezar a armar el nuevo River. Los pedidos del entrenador.

Primeras horas de la tarde del viernes. Primer piso del Monumental. Tres personas reunidas en una oficina. No son tres personas cualquiera. Son el presidente, el secretario técnico y el entrenador de River. Rodolfo D’Onofrio, Enzo Francescoli y Marcelo Gallardo se juntaron, antes de la práctica del equipo, para empezar a rearmar a River de cara a la próxima temporada.

Entre los pedidos de Gallardo para reforzar al plantel, aparecen un arquero, un marcador central, un lateral, dos mediocampistas, uno por cada banda, y un delantero. Los nombres que surgieron en la charla fueron los de: Mariano Andújar, Franco Armani, Martín Demichelis, Germán Conti, Fernando Zuqui, Silvio Romero, Teófilo Gutiérrez e Ignacio Scocco. Pero no quiere decir que vayan a buscar a todos ellos. Veámos caso por caso:

Para el arco, Mariano Andújar y Franco Armani son los apuntados para reemplazar a Marcelo Barovero, pero sólo uno de ellos llegará.

Como marcador central, teniendo en cuenta que se cayó la posibilidad de Javier Pinola (se fracturó la tibia derecha), Gallardo, esta vez, aceptará a Martín Demichelis. Y también irían a buscar a Germán Conti, defensor de Colón.

Lateral se busca. No trascendieron nombres pero Gallardo quiere a un jugador similar a las características de Milton Casco, es decir, que pueda jugar por ambos laterales.

En el mediocampo, el Muñeco quiere reforzarse con dos volantes por las bandas. Por la derecha, el apuntado es Fernando Zuqui, mediocampista de Godoy Cruz, que también es pretendido por el Benfica de Portugal. ¿El volante izquierdo será Ignacio Malcorra?

Para la delantera, el hombre que Gallardo quiere sí o sí es Silvio Romero. También pidió que averiguen la situación de Ignacio Scocco. Y se mencionó a Teófilo Gutiérrez, pero, por ahora, no irán a buscarlo.

Fue la primera reunión de otras que vendrán. Todo sea por rearmar a River con un equipo competitivo.