Puntajes vs. Independiente: 11 contra 1

No se pudo pero no fue por incapacidad sino por la actuación INCREÍBLE de Azcona. River lo tuvo una y otra vez y se encontró con una muralla y/o con el travesaño. En ese contexto, Milton Casco fue el mejor.


Marcelo Barovero (6): Una sola participación con las manos, clave para seguir con chances hasta el final. Luego, un jugador de campo más. Metido en cada ataque rival para cortar a tiempo y alejar el peligro.

Gabriel Mercado (6): Incansable. Fue hasta el último minuto como un extremo más pero no pudo desnivelar. La tuvo sobre el final, no pudo ser…
Jonatan Maidana (6): Un guerrero en el fondo. Jugó todo el partido en el círculo central y tuvo la velocidad suficiente para reponerse siempre.
Eder Alvarez Balanta (6): Un volante central más. Corrió a la par de Maidana, tomó la lanza cuando hizo falta.
Miton Casco (8): Clave para pensar en una remontada. En franca levantada, siempre se mostró como opción para tocar y también para definir. Fue y fue, tuvo recompensa en la jugada del gol. Su participación fue clave. El mejor de River.

Camilo Mayada (6): Interesante primer tiempo, bajó en el complemento y fue reemplazado. Velocidad e inteligencia para desnivelar y buscar siempre un compañero bien ubicado.
Leonardo Ponzio (7): Un guerrero. Volvió a mostrar el nivel que lo llevó a la idolatría en River. Rapidez, inteligencia, defensa y colaboración imprescindible en ataque.
Nacho Fernández (6): Empezó para comerse la cancha y se fue apagando hasta arrastrarse sobre el final. El físico lo tuvo a maltraer hasta horas antes de jugar, se notó que en el complemento estaba con lo último de sus fuerzas.
Andrés D’Alessandro (7): El eje del equipo, siempre claro para tocar y buscar el espacio. Desnivel, inteligencia, potencia y colocación para estar siempre en el lugar en dónde lo necesitaba el equipo. Mereció el gol, Azcona y los palos le dijeron que no.

Iván Alonso (7): Bajó todo, todo. Lo buscaron por arriba, por abajo, de frente y de perfil y siempre respondió. Le faltó meterla.
Rodrigo Mora (6): Corrió, empujó y tuvo media docena de situaciones para convertir. No pudo y quedará la espina en el ojo por la del inicio del partido.

Imagen: Nicolás Abaof.