“Es un sueño cumplido”

Un emocionado Tomás Andrade habló entre lágrimas tras su debut en primera, hizo un partido correcto, tiró una boba y se confesó como admirador de Andrés D´Alessandro.

Cuando Nicolás Bertolo abandonó el campo de juego el número 35 saltó a la cancha. Tomás Andrade hizo su debut con el número que supo vestir Pablo Aimar en su última etapa. Tras el empate y una buena labor personal, el juvenil que estuvo a préstamo en el Porsmouth de Inglaterra rompió en llanto y recordó el esfuerzo que le significó llegar hasta ese punto: “Desde Chiquito me entrenaba todos los días y lloraban por no tener la oportunidad. Sólo yo sé todo lo que me rompí para lograrlo”, confesó.

“Agradezco al técnico y a la gente del club que me ayudaron mucho. Ellos son parte de este sueño”, soltó el pibe que trataba de secar sus lágrimas y serenarse para disfrutar el momento. En referencia a la jugada que terminó con un remate suyo en el palo, aclaró que “si entraba ese gol no sé qué hacía, es un día histórico para mi”.

Finalmente, habló sobre la boba que tiró y reconoció su fanatismo por Andrés D´Alessandro: “No conozco mucho a Andrés pero antes del partido me habló y me dijo que me anime y la tire. Es mi ídolo”, confesó.

Imagen: Nicolás Aboaf