“A River no vuelvo””

Mano a mano con Pasión Monumental radio desde Barcelona, Fernando Cavenaghi habló de su operación, de su futuro y hasta recomendó jugadores para el futuro del equipo. Eso sí: no regresa.


- ¿Cómo estás de la operación?

– Ahora ando con un yeso, está difícil moverse. Pero siempre le busco el lado positivo a las cosas.

- ¿Qué te hicieron?

– Me implantaron células madre de la médula ósea. Voy a estar un mes sin apoyar el pie hasta que se regenere el cartílago. Estoy a full con la rehabilitación. En seis meses estoy para volver a las pistas.

- Es decir que no largás el fútbol…

– No, quiero volver a jugar, pero igual esta operación la tenía que hacer para la vida diaria. Es algo que me servirá para toda la vida, independientemente del fútbol.

- ¿No es dar mucha ventaja estar medio año parado?

– Vengo de un año excelente en Apoel, pero no quiero que el final de mi carrera sea así. Es un parate que me viene bien, que me va a dar envión. Me veo jugando dos o tres años más.

- ¿Dónde?

– La Liga que más disfruté pero menos jugué fue la de España. Estuve en Mallorca y Villarreal, aunque fueron pasos cortos. Es uno de los torneos más atractivos, ahora el campeonato se puso espectacular, aunque juegan dos o tres equipos y los demás juegan en otra Liga. Digamos que España es una cuenta pendiente de mi carrera.

- ¿Otros lugares?

– Italia sería lindo descubrir, también Estados Unidos, porque la Liga está cada vez más competitiva.

- ¿Jugaste en un fútbol poco exigente?

– Chipre no es de las más importantes de europa, pero tuvo equipos en Europa League. No me sentí menos que nadie. No es tan fácil como creen, ni yo lo podía creer cuando arranqué. Me sentía Messi en un momento, metía goles con mucha naturalidad, je.

– Fijate que ni te preguntamos por River, porque vos fuiste claro el año pasado.

– Mi idea del club no fue una locura, lo venía meditando. Sabía que en junio me iba a ir, la idea era irme antes de las semifinales y las finales. Pero mis compañeros me hablaron y me convencieron de que era importante para mi equipo. Ahí se terminó una etapa. Faltaba la Copa y cumplí el objetivo. Marcelo me dio la chance de jugar con Tigres y me dio la cinta de capitán, eso para mí es inolvidable. ¿Qué más puedo pedir?

- Sabrás que el equipo está en un año irregular. ¿Hablás con tu ex compañeros? ¿Es un momento que te gustaría estar para acomodar muchas cosas?

– Mantengo la relación con los chicos, hablo con Mercado, Vangioni, Barovero. Pero cuando estás afuera es difícil meterse, sólo pregunto cómo está el grupo. Hay cosas en las que no me puedo meter. El plantel está super capacitado para ir por la Copa otra vez.

- ¿Coincidís que el equipo da un plus en el mano a mano?

– Totalmente. Por suerte la clasificación esta vez fue más tranquila que el año pasado. Así que será cuestión de ir pasando las fases y agarrar la confianza justa para salir campeón.

- Ya no estás en River, avisás que no volverás como jugador, pero el futuro te tiene listo un sitio como manager o secretario deportivo. ¿Qué jugadores te gustan para el equipo del futuro?

– Leí que se habla de Iturbe y me parece una gran opción adelante. Y después iría por Mascherano y Demichelis. Al club le haría bien tener jugadores con sentido de pertenencia. Pero también hay que tener en cuenta que juegan en dos de los mejores equipos del mundo.

- Lo bueno es que tenés siempre las puertas abiertas…

– Sí, es hermoso saber que puedo volver a River desde otro lugar. Y está bueno que la gente te relacione con grandes momentos de la historia. Ellos saben el esfuerzo que di para el club.

- Padre por tercera vez… ¿Cómo fue el parto de Anna?

– Fue el primero que pude presenciar, en los dos anteriores no estuve, en Francia no me dejaron. En Chipre sí y fue divino.