“River debe encolumnarse detrás de D’Alessandro”

El 10 más grande la historia, el Beto Alonso, bancó al 10 de este River. En diálogo con Pasión Monumental Radio (AM 990) contó su emoción por el homenaje del miércoles.

Si habla el Beto Alonso, hay que escucharlo. O leerlo, en este caso.

“Esto contento, disfrutando de esta semana. Pensar que pasaron 30 años… mamita querida. Ya me estaba retirando y metí dos goles en La Boca. Cuánto tiempo pasó, parece mentira. Si ya ni sé cuántos años tengo”, dice entre risas a sus 63 en Pasión Monumental radio, por AM 990.

El 10 histórico habla del homenaje que River le hizo el miércoles por el aniversario de sus goles en la Bombonera, incluido el mítico con la pelota naranja. “¿Si fue el día más feliz en una cancha? No sé, yo estuve en varios. En el 75 me habían dado seis fechas por un roja con Independiente, el equipo se cayó, volví con San Lorenzo y metí dos goles. La primera Copa Libertadores la estábamos buscando desesperadamente. Y la frutilla del postre fue Japón. Me tocó estar en todas”.

Sobre sus sensaciones vividas en el Monumental, cuenta: “Sentí mucha emoción, la mente se me fue todo el tiempo a ese día en La Boca. Recordé cuando el sábado mandaron el telegrama al club para que no diéramos la vuelta olímpica. Muchos recuerdos”.

Lógicamente, se metió en la actualidad y le tiró flores a D’Alessandro: “Lo vi muy bien, esperemos que siga así. Nadie puede decir que no es un diferente, porque lo es. Con él el equipo va a levantar. River debe encolumnarse detrás de D’alessandro. Pero no lo van a dejar jugar libre, ya saben cómo y por dónde daña. Ahora lo van a ir a buscar”.

MÁS DE ALONSO

– “Labruna es el máximo ídolo de River. Metió 293 goles, fue campeón, fue muy importante como técnico. Tengo su anillo, me lo dio Anita (su mujer)”.

– “Junto a Didí, Angelito fue el mejor técnico que tuve. El maestro brasileño me sacó de la sexta división, me llevó a primera y no me sacó más”.

– “A D’Onofrio un día le dije ‘dónde me llevo esto, a la tumba’. Quiero transmitir mis conocimientos, lo que es jugar en River. A veces te acercás al vestuario y los técnicos se sienten tocados, yo voy a aportar. No lo digo por Marcelo (Gallardo), que no piensa eso”.