10

Hernán Castillo analiza la influencia de D’Alessandro en River, revitalizado tras la goleada ante The Strongest.

No sé bien de dónde salió, pero la frase “la pelota siempre al 10″ es brillante. Resume todo. No tiene secretos. El 10 (con esa camiseta o no, como D’Alessandro que tiene la 22) sabe más que el resto. Entiende el juego, sabe pasar la pelota, decide bien, maneja los tiempos.

RIVER tiene un 10 que no estaba jugando de 10. Ayer, por fin, la defensa siguió ordenada, Mayada jugó de 8, Domingo de 5, Nacho de volante por izquierda, D’Alessandro de enganche y los dos puntas de punta. Simple. Fácil. Nada de revolucionario. Práctico y efectivo.

No venía jugando de eso Andrés. Si jugás con doble 5, el que sea, es casi imposible que los de las bandas no hagan la banda. Ante Patronato, por ejemplo, D’Alessandro corrió varias veces al 3 contrario hasta la puerta del área.

Ordenado. Contundente. Con la pelota al que sabe. Fórmula fácil y sin misterios. La pelota siempre al 10, porque el 10 sabe. Pregúntenle al Beto, sino.