Un tocado

La única mancha de la noche fue la lesión de Rodrigo Mora, aunque no sería de gravedad.


En el primer tiempo, Rodrigo Mora cayó pesadamente tras un golpe de Martelli. El uruguayo, independientemente del dolor, pudo continuar tras ser revisado por el médico y el kinesiólogo.

Se tomaba la cintura y le costaba correr, pero aún así logró robar una pelota y darle la asistencia a Alario para el 5-0.

Pero el dolor persistía y por eso Gallardo lo sacó a los 18 minutos del complemento por Tabaré Viudez. Según el parte médico tiene un  traumatismo lumbo sacro (izquierdo). Igualmente, no sería de gravedad. Quizás descanse el sábado que viene con Sarmiento para estar OK frente a San Pablo el próximo miércoles.

Imagen: Nicolás Aboaf