Gracias, Beto

River homenajeó al Beto Alonso a 30 años de su gloriosa tarde contra Boca, gol con la pelota naranja incluido.


Imborrable es la tarde del 6 de abril de 1986, cuando River dio la vuelta en la Bombonera y, de yapa, el Beto Alonso se terminó de consagrar con dos goles.

Uno es inolvidable. Porque fue con una pelota naranja, de cabeza y en el arco de la 12. El 10 histórico lo gritó con el alma, de cara a las dos bandejas visitantes, apretujando la banda roja y besando el escudo.

A 30 años de la gesta, River homenajeó al ídolo. Con la presencia de D’Onofrio, Patanian y Brito, se le entregó una plaqueta, un balón alusivo y la camiseta de edición limitada que el equipo no usará, sólo es para vender a los hinchas.

Alonso, emocionado, saludó a las tribunas. Y en la San Martín alta aparecieron globos naranjas y un trapo que decía “a 30 años de la vuelta en el chiquero”.

Gracias, Beto.

Imágenes: Nicolás Aboaf