“La verdad empieza después”

Uno para todos. Andrés D’Alessandro la dejó chiquita y fue el máximo exponente de una goleada para recordar. “Esto recién arranca”, dijo y pidió prudencia. River lo esperaba.


En las lágrimas después del gol se encierran años de querer gritarlo. Andrés D’Alessandro volvió a gritar un gol en River después de más de una década y se sacó las ganas. No fue un golcito, fue un golazo como los que metía en sus primeras apariciones con La Banda.

Y después de una actuación estelar, unas palabras mesuradas. “La Copa son dos campeonatos. La verdad empieza cuando pasa la primera fase”, dijo el Cabezón y marcó lo que todo riverplatense sabe (aún más después de cómo se dio la edición 2015).

En cuanto al partido, graficó: “Necesitábamos ganar. Si bien estamos viviendo dos historias diferentes, teníamos que ganar para encaminar la clasificación. La diferencia de gol es importante. Tuvimos un muy buen primer tiempo y controlamos en el segundo”, cerró.

Imagen: Nicolás Aboaf.