¿Sin la bota de oro?

Cuatro partidos de suspensión para Gonzalo Higuaín tras la escandalosa expulsión ante Udinese. El camino hacia el botín de Oro se hace cuesta arriba y el sueño del Scudetto se desmorona.

El momento de bronca que protagonizó Higuaín tras ser expulsado ante Udinese le costó cuatro fechas pone en peligro tanto la chance de ganar el Scudetto para su equipo como la oportunidad de quedarse con la bota de Oro para él. Es que tras el escándalo que protagonizó en el que empujo al árbitro tras recibir la segunda amarilla y en el que se marchó del campo de juego enfrentándose con rivales y compañeros por igual, se conoció la sanción que lo marginará de los encuentros ante Verona, Inter, Bologna y Roma; partidos trascendentes en la aspiración del cuadro del sur -se encuentra segundo con 67 puntos, a seis de Juventus- por seguir peleando la Serie A.

Higuaín, con 30 tantos en 31 partidos, lidera , junto a Jonás (Benfica) el ránking de goleadores que aspiran a quedarse con el botín de oro, seguido nada menos que por Cristiano Ronaldo y Luis Suárez con 29 y 26 tantos respectivamente. Una vez purgada la pena estará disponible para reaparecer ante Atalanta y pudiendo jugar también ante Torino y Frozinone, en lo que serán las tres últimas fechas de un torneo que, para esta altura, ya podría estar definido.

El árbitro del encuentro, Massimiliano Irrati, calificó la agresión como “leve presión”, por lo que el ex delantero de River recibió sólo esas cuatro fechas, de lo contrario podría haber sido penado con hasta diez partidos. Sin embargo, hay un precedente que podría jugarle a favor al argentino: Borja Valero, de Fiorentina, fue expulsado en las mismas circunstancias en 2014 y, mediante un recurso presentado por el club, se logró reducir la sanción de cuatro a tres fechas. En caso de correr la misma suerte, ¿será suficiente para salvar alguno de los dos objetivos?.

© 2016 Microsoft Términos Privacidad y cookies Desarrolladores Español