“Nadie se queda para siempre en un mismo lugar”

Marcelo Gallardo fue ambiguo cuando se le preguntó por su futuro en River. “Mi cabeza está puesta acá”, dijo.


Marcelo Gallardo firmó a finales del año pasado la renovación de su contrato más. Como quiso Rodolfo D’Onofrio, la idea es llegar al final de su mandato como el Muñeco sentado en la banca. ¿Será posible?

“Es muy difícil pasar mucho tiempo en un equipo en el fútbol argentino, sobre todo acá, en este país”, adelantó el Muñeco, quien en mayo cumplirá dos años como técnico Millonario. Y dejó la puerta abierta para una eventual salida, aunque siempre ratificó que “mi cabeza está en River”.

Las dudas se sembraron cuando soltó: “Nadie se queda para siempre en un mismo lugar”. Además, Gallardo valoró a aquellos que lo veneran todos los partidos cuando la voz del estadio Monumental anuncia su apellido. “Si escuchara a los millones de hinchas antes de decidir algo me volvería loco”, dijo.

Y agregó: “Hoy siento una gran alegría y me siento feliz donde estoy, pero hay momentos para todo, en que los cambios suelen ser buenos”.

En otro orden, habló de fútbol y se refirió a una posición que conoce: “Hoy el enganche clásico, que jugaba de ese espaldas, prácticamente no existe. D’Alessandro nos da la pausa y el momento que necesitamos, pero se le seguirá haciendo difícil”