Puntajes vs. The Strongest: Cerca por ellos

Un partidazo que sólo por el desarrollo final deja un sabor amargo, Marcelo Barovero y Rodrigo Mora se lucieron y compartieron la cima del podio. ¿Para vos quién fue el mejor?


Marcelo Barovero (8): Después de su peor partido en River, la redención. El arquero fue artífice fundamental del sueño Millonario. Sacó todo en la primera etapa y mostró seguridad para defenderlo en el complemento. No pudo hacer nada en la del gol.

Gabriel Mercado (6): Es una de las funciones que más se resienten ante el trajinar del ida y vuelta en la altura. Mercado se la bancó con creces. Defendió y también se mostró como opción viable para el ataque.
Emanuel Mammana (6): Referente entre los de atrás a pesar de su corta edad. Acomodó a sus compañeros y siempre estuvo a tiempo para alejar el peligro en un área que por momentos estuvo convulsionada.
Eder Alvarez Balanta (5): En principio, nada para preocuparse. Sin embargo, otra lesión que lo deja afuera en un momento clave. Volvía y lo hizo bien mientras estuvo en cancha. ¿Estará el domingo?
Leonel Vangioni (5): Quizás el que más sufrió por ese costado. El andarivel se vio descubierto y Vangioni mostró señales de cansancio. La altura le jugó en contra-

Ignacio Fernández (5): Errático pero obstinado. Aunque no estuvo fino con la pelota al pie, y a pesar del cansancio, Nacho siempre la pidió e intentó.
Nicolás Domingo (5): Al igual que Nacho, errático en el pase corto y cansado para los desplazamientos. Otro que se vio afectado por la altura y, probablemente, por la acumulación de partidos.
Leonardo Ponzio (7): La expulsión le bajó unas décimas, más por lo que complica camino al próximo partido que por lo que interfirió con el encuentro de esta noche. En el juego, durante los 90 minutos, el termómetro del mediocampo. Incansable león para hacer el área a área y siempre con el pase justo.
Sebastián Driussi (6): Era por abajo, Driussi. Tuvo en sus pies las más importantes del segundo tiempo. Pudo haberlo definido y se quedó con las ganas, al igual que River. A pesar de eso, estuvo movedizo y siempre en el lugar indicado para propiciar el gol.

Rodrigo Mora (8): Todos recordarán la noche en que Mora pareció boliviano. Increíble desempeño del uruguayo que se corrió todo como si hubiera vivido toda su vida a 3000 metros de altura. Golazo para abrir la cuenta y artífice de todas las chances que River tuvo en el complemento.
Lucas Alario (6): Parecía agotado desde el primer minutos. Sin embargo, se la bancó con creces y recién dejó la cancha cuando promediaba la segunda mitad. Peleó, generó, no fue egoísta y se fue re caliente por no haber podido marcar su gol. Hambre de gol, eso es lo que tiene que tener todo ‘9’ de River.

Camilo Mayada (6): Ingresó de buena forma. Aceleró la transición de defensa a ataque con velocidad y determinación. Se complementó bien con Mora y juntos casi cierran el partido. Buena para Camilo.