Puntajes vs. Colón: No se salvó nadie

Cuando tenía que mostrar entereza y subirse a los de arriba, River jugó uno de sus peores partidos y fue goleado en Santa Fe por Colón. No se salvó nadie…


Marcelo Barovero (2): Responsable de la derrota. No se entiende que quiso hacer en el segundo de Colón que empezó la debacle. Menos aún lo que intentó en el cuarto, que cerró la historia para siempre.

Milton Casco (3): Buen centro en el gol de Mammana, después desapareció. Flojo en defensa, increíblemente errático en ofensiva.
Emanuel Mammana (5): Con el gol y poquito más, fue el puntaje más alto.
Leonardo Ponzio (3): Incómodo en la última línea, regaló más de lo que aseguró y lo agarraron mal parado en el retroceso.
Leandro Vega (4): No es su lugar en la cancha, pagó caro un puesto que le es ajeno y en el cual mostró falencias cada vez que tuvo que ocupar. En un contexto de urgencias, trató de ser bombero y fue parte del incendio.

Gonzalo Martínez (3): Con compañía, sin compañía; de punta, de mediapunta, de enganche o por los costados. ¿Cuánto más habrá que probarlo al Pity? ¿Qué es lo que le queda bien? ¿Dónde se siente cómodo? Se acumulan las preguntas y los partidos pero la respuesta nunca llega. Hoy, con todo para romperla, no desniveló nunca ni generó para el resto.
Nicolás Domingo (4): En un mediocampo sin compañía de marca, debió repartirse para ser un todoterreno. Pudo por momentos pero, como es lógico, sólo no pudo y terminó haciendo agua.
Luis González (3): Impreciso y lento en el ida y vuelta. Perdió en el retroceso y cayó en las trampas de Colón en función de ataque.
Ignacio Fernández (3): Remató un partido malo con una expulsión que lo hizo aún peor. Tuvo la pelota, la pidió, intentó pero no encontró nunca el desnivel. Dos faltas innecesarias lo dejaron afuera de un partido que, minutos después, se desequilibró para siempre.

Andrés D’Alessandro (4): Cuando más se necesitó de su juego, no pudo ni supo cómo engancharse en el funcionamiento del equipo. Poco del Cabezón para tanta expectativa.
Iván Alonso (3): De espaldas al arco, trató de pivotear y recibir hachazos en los pies para tiro libres prometedores cerca del área. Después de eso, nada.